Athleticzales

Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol

Mensaje por Athmin el Lun 27 Mayo 2013 - 1:18

Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol


San Mamés: 1.738 partidos oficiales

Partidos jugados en Liga: 1.301
Ganados 823, empatados 253, perdidos 225
Goles a favor: 2.902 – Goles en contra: 1.313

Partidos jugados en Copa: 241
Ganados 179, empatados 37, perdidos 25
Goles a favor: 787 – Goles en contra: 246

Partidos jugados en Supercopa: 2
Ganados 0, empatados 0, perdidos 2
Goles a favor: 2 – Goles en contra: 5

Partidos jugados en Copa de Europa / Champions: 10
Ganados 6, empatados 3, perdidos 1
Goles a favor: 18 – Goles en contra: 9

Partidos jugados en Recopa: 3
Ganados 2, empatados 1, perdidos 0
Goles a favor: 6 – Goles en contra: 3

Partidos jugados en UEFA: 62
Ganados 44, empatados 13, perdidos 5
Goles a favor: 118 – Goles en contra: 46

Partidos jugados en Intertoto: 1
Ganados 1, empatados 0, perdidos 0
Goles a favor: 1 – Goles en contra: 0

Partidos jugados en el Campeonato Regional: 113
Ganados 97, empatados 7, perdidos 9
Goles a favor: 460 – Goles en contra: 106

Partidos jugados en la Copa de la Liga: 6
Ganados 2, empatados 3, perdidos 1
Goles a favor: 10 – Goles en contra: 9

En total han sido 1.154 los partidos ganados, 317 los empatados y 268 los perdidos con 4.314 goles a favor y 1.737 goles en contra.


“Un Bilbao sin San Mamés sería como París sin la Torre Eiffel”, decía meses atrás Luis Fernández, ex jugador y técnico francés que entrenó al Athletic Club entre 1996 y 2000. Sin embargo, el mítico estadio cerrará sus puertas para siempre en el año de su centenario. Este 26 de mayo vivirá su último partido de Liga, y sus gradas acogerán un último encuentro de homenaje entre el equipo bilbaíno y un combinado de jugadores de la región a comienzos de junio. Después, San Mamés, La Catedral del fútbol, el estadio que vio jugar a Pichichi, Zarra, 'El Chopo' Iríbar, Dani,… el campo en el que Iker Casillas debutó en primera y del que Diego Armando Maradona, dijo ser “el más lindo” en su regreso a España con el Sevilla, echará el telón definitivamente.

El Athletic estrenará nuevo hogar la próxima temporada. Un nuevo San Mamés moderno y funcional edificado sobre parte de los terrenos del antiguo que buscará prolongar la mística y el encanto de su predecesor; un campo, en palabras de Pep Guardiola, “tan intenso, en el que la gente anima tanto y con tanto calor, que todo parece que ocurra dos veces”.

Porque San Mamés ha significado siempre gradas llenas de un público que hace del estadio un auténtico fortín, algo que lo conecta con otros grandes templos del fútbol europeo. “¿Anfield? Lo que impresiona es estar en el túnel de vestuarios de San Mamés y oír el himno. Es incomparable”, rememora Míchel, que ha visitado el campo en numerosas ocasiones, primero como jugador, con el Real Madrid, y después como técnico.

Orígenes santos
Fundado como club en 1898, el Athletic, en sus inicios, comenzó jugando en el campo de Lamiako, en las afueras de Bilbao. Era un hipódromo que los trabajadores ingleses de los astilleros de la zona del río Nervión habían adoptado como campo de fútbol. Sin embargo, la creciente afluencia de público a los partidos ante la popularidad cada vez mayor del fútbol terminó llevando a los responsables del equipo a buscar un sitio más acondicionado y más cercano a la ciudad. Así fue como el club vizcaíno empezó a jugar en el campo de Jolaseta, donde los aficionados gozaban, por vez primera, de una tribuna cubierta desde donde poder seguir los partidos.

Y en Jolaseta siguió disputando sus encuentros el Athletic Club hasta que su junta general decidió, en diciembre de 1912, la construcción de un nuevo estadio en unos terrenos arrendados en el extrarradio de Bilbao y próximos al asilo de San Mamés. De ahí terminaría tomando su nombre el campo, y de esa proximidad surgiría también el apodo de leones para los jugadores del equipo, ya que se cuenta que San Mamés, mártir cristiano en la antigua Roma, amansó a los leones que debían darle muerte en el circo.

Las obras de construcción se iniciaron a comienzos de 1913, dirigidas por el afamado arquitecto de la época Manuel María Smith, que proyectó un estadio cuadrado, de estilo inglés, capaz de acoger en sus gradas a 3.500 personas. El primer partido se disputó el 21 de agosto de ese mismo año. Se enfrentaban el Racing Club de Irún, campeón de España y el Athletic Club, y sólo cinco minutos después del pitido inicial San Mamés vio su primer gol: Pichichi comenzó ese día a escribir su leyenda de goleador. El delantero, que fallecería trágicamente a los 29 años de tifus, caló tan hondo en la afición rojiblanca que 100 años después se le sigue rindiendo homenaje. Su busto preside el antepalco de la tribuna principal del estadio, y cada vez que un equipo visita por primera vez San Mamés, su capitán deposita un ramo de flores junto a él.

Cuestión de señorío
Fue en estas primeras décadas de su existencia cuando el estadio recibió el sobrenombre de La Catedral. Los aficionados que acudían al campo decían que iban a San Mamés, pero a “la catedral”, para diferenciarlo de la iglesia del asilo. No obstante, pocos apodos han tenido tanta aceptación, porque hoy nadie duda de que este estadio centenario es La Catedral del fútbol español. Y eso se debe sobre todo al señorío de su afición, capaz de apreciar el buen fútbol y premiar con aplausos a los equipos y jugadores rivales que han tenido actuaciones memorables. El barcelonista Xavi Hernández se ha despedido más de una vez entre aplausos: "Estoy muy agradecido a la afición de San Mamés, siempre me han tratado muy bien allí y se llega a poner la piel de gallina cuando te ovacionan”.

A lo largo de sus cien años de historia, el recinto ha sufrido numerosas modificaciones estructurales que han ido aumentando su capacidad hasta los 40.000 espectadores que alberga actualmente. La más significativa, y la que le confirió su aspecto actual, data de 1953, cuando un grupo de arquitectos reformó la tribuna principal del estadio, en un proyecto pionero, dotándola de la cubierta de hormigón armado más grande de Europa y coronándola con un arco que, desde ese momento, se convirtió en la seña de identidad de San Mamés. Posteriormente se fueron reformando las otras gradas. Tan simbólico es el arco de la tribuna que la junta directiva del club bilbaíno ya ha anunciado que, antes de demoler el estadio, el arco será retirado y reubicado en algún lugar de la provincia vasca como recuerdo del viejo San Mamés.

Los mejores equipos del mundo han pisado el césped de este campo mítico, el único que ha vivido todas y cada una de las ediciones de la Liga española desde sus inicios, en 1929. Este domingo, ante el Levante, los aficionados del Athletic Club abarrotarán por última vez sus gradas en un partido de liga. El capitán del equipo rojiblanco, Carlos Gurpegui, sabe que no será un día cualquiera. “Cuando el árbitro pite el final, no sé cómo vamos a reaccionar. Será muy emotivo”, reconoce.

Después vendrán los tiempos del nuevo San Mamés, cuya primera piedra ha sido una urna con una baldosa de la fachada y un trozo de césped de La Catedral, ese estadio que Marcelo Bielsa definió como “una caja que contiene todo ese sentimiento con una resonancia y una repercusión infinitas”.






















Cien años y creciendo

San Mamés nació en 1913 para responder a la dimensión social del Athletic

El campo de San Mamés construido en 1913 fue un proyecto tan necesario como puede serlo el nuevo recinto que ahora se levanta al lado. Pese al siglo que separa ambas iniciativas, su razón de ser es idéntica: intentar amoldar la dimensión social del club a su contexto correspondiente. Entonces, el fútbol era una actividad que podría catalogarse como incipiente, su desarrollo en todos los órdenes era precario, aunque empezaba a calar en la población, sin duda al amparo del éxito, puesto que el Athletic era un candidato permanente a los títulos y ya había coleccionado un buen puñado. En la actualidad, el fútbol goza de una implantación formidable, es un fenómeno que posee una proyección mediática apabullante y un volumen de negocio que le convierten en el principal espectáculo para la generalidad de la población. Hoy el Athletic se dispone a dar un salto que le debería consolidar en el largo plazo, mientras que cien años antes carecía de una perspectiva nítida, aquella mudanza simplemente trataba de dar una respuesta a la demanda de una afición que disfrutaba del momento álgido de su equipo.

San Mamés es el tercer campo en la historia del Athletic, que en principio se instaló en Lamiako, un antiguo picadero escogido para su esparcimiento por los marineros ingleses que entraban por la ría años antes de la fundación del club y que llegó a tener capacidad para 3.000 espectadores cuando fue utilizado por los rojiblancos. De allí, tras la primera década del siglo XX, hubo un primer traslado a Jolaseta, cuyo césped tampoco debía ser el idóneo para que el pujante Athletic exhibiese sus virtudes, siendo penalizado frente a rivales de inferior nivel, que eran casi todos. Un tercer factor que promovió el rápido cambio de aires al emplazamiento por todos conocido fue lo engorroso que resultaba el obligado desplazamiento en tren de la mayoría de los aficionados, detalle que además encarecía el precio de la entrada. Jolaseta, que acogió la final de Copa de 1911, tuvo una vigencia efímera como sede deportiva del Athletic, aunque fuera muy celebrada con comentarios a tono con la mentalidad de la época por los cronistas gracias a que favoreció la incorporación de la mujer al fútbol: "Bendito sea el balompié que tan buenas y bonitas cosas nos deja ver".

En el campo cabían 10.000 personas y el césped fue traído de Inglaterra

Pichichi seguirá ocupando un lugar preferente en el nuevo recinto

El presidente del Athletic, Alejandro de la Sota, convocó el 10 de diciembre de 1912 una Junta General Extraordinaria a fin de poner en marcha la construcción de un campo en Bilbao. Se barajó ubicarlo en un solar de Onchena, en Indautxu, pero finalmente se optó por unos terrenos de los herederos de Novia de Salcedo junto al Asilo de San Mamés, centro que en 1872 había inaugurado Amadeo de Saboya. El asilo se había erigido al lado de una ermita dedicada al Niño Santo Mamés de Cesarea, martirizado en el circo romano el año 273, aunque respetado por el león que, en mansa actitud, le acompaña en su efigie. De la reunión de socios del Athletic salió la decisión firme de hacer el campo. El prestigioso arquitecto Manuel María Smith empezó a dibujar los planos y se calculó que el costo de la obra ascendería a 50.000 pesetas. A falta de fondos propios, el club abrió una suscripción popular con notable éxito, pues se recaudaron 40.700. Sin embargo, los cálculos se quedaron cortos, dado que finalmente el proyecto necesitó de 89.061,92 pesetas, tal como quedó registrado en acta.

El 20 de enero de 1913 se puso la primera piedra, con la bendición de don Manuel Ortuzar, acto que contó con la presencia de los dirigentes del club, jugadores y varias decenas de aficionados. Smith levantó en siete meses un campo con aforo para 10.000 espectadores, con una tribuna de madera y dos preferencias enfrentadas, una más en uno de los fondos y una simple valla detrás de la otra portería. La instalación del césped corrió a cargo de Diógenes Orueta y, cómo no, se empleó simiente inglesa, la misma que vestía los estadios de la cuna del football.

Triangular con polémica

El 21 de agosto, San Mamés abría sus puertas con un triangular. Para la ocasión, los jugadores locales exhibieron bordado en sus camisas un novedoso escudo inspirado en el original de la institución y donde por primera vez figuraban las divisas de Bilbao y de Bizkaia, como en el vigente. En el primer partido jugaron el Athletic y el Racing de Irun, invitado en su condición de campeón de ese año, precisamente a costa del Athletic. Empataron a uno (el tanto visitante llevó la firma de Patricio Arabolaza) y dice la leyenda que Rafael Moreno Aranzadi, Pichichi, fue el autor del primer gol conseguido en el nuevo recinto, un dato de indiscutible trascendencia y envuelto en una desconcertante polémica.

Algunas crónicas difieren de esta versión, que es la que definitivamente ha prevalecido, y adjudican ese primer gol a Seve Zuazo, el ariete del equipo. De lo que no hay duda es de que este dio el primer toque al balón porque efectuó el saque de centro atendiendo la orden de silbato del árbitro Berraondo, pero queda la duda relativa al gol. Ni siquiera el testimonio del propio Zuazo logró despejarla: "Fue Pichichi", declaró días después en un diario, si bien dicho reconocimiento público pudo obedecer a un intento por rebajar la controversia existente, pues en su círculo íntimo contaba otra cosa. Elegante Seve Zuazo, quien con su gesto contribuyó a agigantar la figura de su compañero, la gran estrella del equipo que pronto alcanzaría la categoría de mito.

El Athletic jugó con Ibarretxe; Solaun, Hurtado; Egia, J. M. Belauste, Izeta; Pinillos, Kortadi, Zuazo, Pichichi y Acedo. Al día siguiente, el Racing de Irun perdió ante el Sheperd's Bush inglés, 1-3. Y sólo 24 horas más tarde tuvo lugar la final, donde valió un solitario gol foráneo obtenido en la primera parte. Al presidente De la Sota no le hizo gracia esta primera derrota en San Mamés por la ausencia de fair play que observó en el rival y de la que se hicieron eco las crónicas: "Los ingleses son fuertes, temibles y verdaderos maestros en el foot-ball y por estas razones fueron más dignas de censura las zancadillas, cargas y demás procedimientos sucios que fueron empleados para contrarrestar el empuje de los del Athletic".

Crónica social

A la cita asistieron los reyes, Alfonso XIII y Cristina, por cierto con retraso, lo que obligó a detener el juego hasta que se hubieron acomodado en el palco. La apertura de San Mamés fue un gran acontecimiento social, "todo el Bilbao elegante se hallaba en preferencia y tribuna", profusamente reflejado en los diarios. El prestigioso cronista José María Mateos, de La Gaceta del Norte, se deshizo en elogios: "El nuevo campo, ¿estupendo? Estupendo es poco. ¿Maravilloso? Maravilloso no me parece bastante. ¿Colosalísimo? Puede que más sea ese el juicio que ha merecido el campo que ayer inauguró el Athletic…". El árbitro Berraondo también aportó su opinión: "Solo el campo del Chelsea puede compararse a este. Ni el Crystal Palace ni ningún otro".

En los años siguientes, aparte de para encuentros oficiales, el club aprovechó el recinto celebrando amistosos con equipos belgas, suizos, húngaros e ingleses, no en vano seguía habiendo mucho que aprender de los inventores. El Athletic iniciaría un período brillante, conquistando títulos cada año con una plantilla donde Pichichi llamaba poderosamente la atención. Su fama traspasó fronteras y no faltaron intentos de contratarle por clubes extranjeros sorprendidos por su calidad. En 1912, la prensa local le apodó como "auténtico rey del shoot (chut)", con ocasión de la visita del Racing de París, al que se le despachó con un 3-0 y en cuyas filas actuaba un tal Boucheron, a quien en Francia se adjudicaba dicha condición. Pichichi fue el primer ídolo que dio el Athletic y su prematura desaparición le convirtió en un icono que ha perdurado hasta nuestros días. Nació el 23 de mayo de 1892 y falleció el 1 de marzo de 1922, sin cumplir los 30 años. Una enfermedad contagiosa y la ingesta de ostras en mal estado se han barajado como causas de su muerte, que conmocionó a Bilbao y provocó una inmediata reacción: sólo cuatro días después se organizó un partido de homenaje con el Arenas. Este encuentro se repetiría el 8 de diciembre de 1926, coincidiendo con la colocación en San Mamés de su busto, una obra encargada a Quintín de Torre y costeada por los bilbainos de a pie. Por delante de esa estatua de bronce han desfilado desde entonces todos los equipos que han visitado por vez primera al Athletic, depositando en su base un ramo de flores a modo de homenaje póstumo a la leyenda rojiblanca, que seguirá ocupando un lugar preferente en el nuevo San Mamés.

Una localización ideal con el paso de los años

En un primer momento, el presidente del Athletic, Alejandro de la Sota, y la Junta Directiva barajaron ubicarlo en un solar de Onchena, en Indautxu, pero finalmente se optó por unos terrenos de los herederos de Novia de Salcedo junto al Asilo de San Mamés, centro que en 1872 había inaugurado Amadeo de Saboya. El asilo se había erigido al lado de una ermita dedicada al Niño Santo Mamés de Cesarea, martirizado en el circo romano el año 273, aunque respetado por el león que, en mansa actitud, le acompaña en su efigie. De la reunión de socios del Athletic salió la decisión firme de hacer el campo.




























100 segundos de aplausos para despedir a la catedral 100 segundos 100 años,agur San Mamés (26-5-2013 Athletic club-Levante,ultimo partido oficial en San Mamés)







Última edición por Athmin el Sáb 8 Jun 2013 - 2:02, editado 3 veces
avatar
Athmin
Administrador
Administrador

Mensajes : 3530
Puntos : 11953
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol

Mensaje por Athmin el Jue 6 Jun 2013 - 1:57



La entrada conmemorativa:


ATHLETIC 0-1 SELECCIÓN DE BIZKAIA

Athletic 0: Iraizoz (Raúl, m.46, Iribar, m.91); Iraola (Ramalho, m.46), Gurpegui (Ekiza, m.46), San José (Castillo, m.46), Aurtenetxe (Andrinua, min.88); Iturraspe (Orbaiz, m.85), De Marcos (Guerrero, m.86), Herrera (Galarreta, m.46); Susaeta (Toquero, m.46), Ibai Gómez (Aduriz, m.46) e Isma López (Dani, m.90).

Selección de Bizkaia 1: Goitia (Herrerín, m.46); Expósito (Unai Medina, m.64), Etxeita (Tarantino, m.46), Alex Goikoetxea (Alain Arroyo, m.46), Koikili; Lafuente, López Garai (Urko Vera, m.64), Beñat (Vilarchao, m.46), Mikel Rico, Muneta (Arriaga, m.46) y Azkorra (Merino, m.64).

Goles: 0-1, min.66: Alain Arroyo.

Árbitro: Carlos Delgado Ferreiro (Comité vasco).

Incidencias: Unos 40.000 espectadores, lleno, en el último partido que se ha disputado en San Mamés antes de que comience a ser demolido mañana. Antes del partido se rindió un homenaje a los ex-jugadores y ex-entrenadores del club bilbaíno que estuvieron representados en el césped por cerca de 150 de ellos.


Iribar, Dani y Guerrero cargan de emoción la despedida de San Mamés

El Athletic y una selección de jugadores de Bizkaia han echado el telón en el campo de San Mamés, que comenzará a ser demolido mañana, con un amistoso cargado de emotividad con la presencia sobre el césped, vestidos de corto, tres mitos del club rojiblanco como José Ángel Iribar, Daniel Ruiz Bazán 'Dani' y Julen Guerrero.

La entrada en el campo en los últimos minutos del partido de 'El Chopo', de Dani, de Andrinua, de Guerrero, de Orbaiz... los último capitanes rojiblancos ha sido la gran sorpresa final de un encuentro que ha finalizado con victoria del combinado dirigido por Txetxu Rojo e Iñaki Sáez por 0-1 sobre el que dirige el argentino Marcelo Bielsa.

Pero el resultado era lo de menos. San mamés ha sido una fiesta y así la ha vivido, antes, durante y después del último partido que ha acogido La Catedral.

El gol marcado por Alain Arroyo, jugador del Mirandés de la Segunda División, quedará en los anales como el último marcado en La Catedral, pero sin duda los momentos más emocionantes del choque fueron los cinco últimos minutos, en el que además de Iribar, Dani y Guerrero han saltado al campo otros dos exfutbolistas con una gran trayectoria en el conjunto rojiblanco como Genar Andrinua y Pablo Orbaiz. Todos ellos capitanes rojiblancos.

Un emocinante y emotivo espectáculo de música y luces, con fuegos artificiales incluidos, ha cerrado el acto que ha terminado pasadas las once y media de la noche. Fuegos rojos y blancos han iluminado la noche bilbaina.


Un homenaje a exjugadores y extécnicos en la despedida a San Mamés

Un emotivo homenaje a exjugadores y extécnicos del Athletic ha abierto los actos de despedida al campo de San Mamés, que comenzará a ser demolido mañana para acometer la última fase de construcción del nuevo estadio que se está construyendo en los aledaños.

Han sido 129 futbolistas y nueve entrenadores que formaron parte de la historia del club desde la década de los 40 del pasado siglo hasta la actualidad los que han desfilado por el césped para recibir los aplausos de los 40.000 aficionados que han abarrotado la 'La Catedral'.

Julen Guerrero se ha llevado la primera gran ovación de la noche aunque uno de los momentos más emocionantes de este primer acto ha salido la salida al campo de dos 'veteranísimos'como José Mari Maguregui y Rafa Iriondo, el único superviviente de la mítica delantera que completaban Venancio, Zarra, Panizo y Gainza.

Iriondo, de 94 años, ha salido al campo acompañado por Koldo Agirre, Javier Irureta, José Ángel Iribar, Iñaki Sáez, Txetxu Rojo, José Mari Amorrortu y José Manuel Esnal 'Mané' dentro del grupo de entrenadores.

Todos ellos, rodeando el círculo central, han escuchado el himno del Athletic interpretado en directo por la Banda Municipal de Bilbao antes de abandonar el terreno de juego entre el pasillo que han formado los jugadores del Athletic y de la selección vizcaina que disputan el último partido en San Mamés.



Video proyectado en San Mamés durante el homenaje:
SAN MAMÉS,100 AÑOS JUNTOS#AgurSanMames(Hacer click aqui para verlo)










AGUR SAN MAMÉS...ESKERRIK ASKO...1913-2013.....LA CATEDRAL DEL FÚTBOL.....PERO....ESPERA....ESPERA,ESPERA.....PORQUE TU NO TE VAS...NO NOS ABANDONAS.....TU HISTORIA CONTINÚA...CONTINUAS CON NOSOTROS....AQUÍ AL LADITO DE DONDE ESTAS AHORA....INCLUSO EN EL MISMO SITIO.....CON TU AFICIÓN......LA AFICIÓN ATHLETICZALE....Y....JAJA...VAS A SER PRECIOSO....PRECIOSO TANTO DE DIA......



.....COMO DE NOCHE JAJA.....



.....PORQUE SIEMPRE HAS SIDO Y SIEMPRE SERÁS.....SAN MAMÉS.....LA CATEDRAL...

avatar
Athmin
Administrador
Administrador

Mensajes : 3530
Puntos : 11953
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol

Mensaje por MuniainTheCrack el Miér 7 Ago 2013 - 19:47

joder impresionante...el final me ha emocionado y todo jaja hay que dejar el viejo San Mamés pero es ley de vida pasamos a uno más moderno y que da muchas otras alternativas y con el mismo espiritu del viejo campo,agur San Mamé ongi etorri San Mamés
avatar
MuniainTheCrack
"Novato"


Mensajes : 7
Puntos : 1523
Fecha de inscripción : 07/08/2013
Localización : San Mamés E.H

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Adiós San Mamés 1913-2013 La Catedral del Fútbol

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.