Athleticzales

Recuperando las sensaciones en el cuarto test de pretemporada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuperando las sensaciones en el cuarto test de pretemporada.

Mensaje por Athmin el Dom 1 Ago 2010 - 12:38

Los rojiblancos asumieron el toque de atención de Joaquín Caparrós y consiguieron recuperar el crédito Firmó una buena actuación ante un Lens muy rodado para olvidar el fiasco de Vitoria

El Athletic recuperó ayer sensaciones.

La falta de ritmo, la apatía en ocasiones mostrada el pasado miércoles contra el Alavés, se esfumó en el estadio Félix Bollaert de Lens. Ante un cuadro en teoría más rodado, el conjunto rojiblanco firmó un buen partido, no maravilloso, pero en la línea correcta a poco menos de un mes de que arranque la competición oficial. Con un triunfo cómodo, fruto eso sí de dos despistes del rival, sobre todo el primer tanto, los vizcaínos entierran la mala imagen de Mendizorra y se remontan al duelo de Braga, el otro amistoso con pedigrí del cuarteto disputado hasta el momento.

De hecho, como en Portugal, la alineación careció de excesivo carácter experimental (aunque aún no están los indiscutibles Fernando Llorente y Javi Martínez). De este modo, Caparrós continuó con su táctica: partido contra un rival de entidad, alineación similar a la que opondrá al Hércules dentro de menos de un mes en el estreno de Liga. Sólo Carlos Gurpegui repitió con respecto al naufragio de la segunda mitad en Vitoria. Eso sí, nada de colocarle en el lateral derecho, en una posición un tanto extraña para él. Le situó en el centro del campo, de pareja de baile de Iturraspe, un hombre que gana galones poco a poco y, por qué no, el técnico andaluz quizá opte por situarle con Javi Martínez en la sala de máquinas del Athletic. Se le notó a gusto hasta que le sustituyó Orbaiz.

Igual que cómodos se mostraron Fernando Amorebieta y a Gaizka Toquero en sus primeros minutos de la pretemporada. El central estuvo rápido al corte, providencial en ocasiones ante la velocidad de los delanteros locales durante los 45 minutos de los que dispuso. Y el vitoriano, qué decir. Fiel a su estilo, batalló, luchó, presionó... No importa que carezca o acumule 40 encuentros en sus botas. Toquero es de ese tipo de futbolistas que se siente agradecido por su profesión y se deja todo en cada encuentro, con independencia de que sea un amistoso o la final de Copa del Rey.

Por él y Ion Vélez empezaba la presión de un Athletic que se mostró a buen nivel, nada que envidiar -más bien al contrario- a un Lens que vive a una semana de arrancar la Ligue 1; el técnico Wallemme quizá debería preocuparse porque se vio un grupo bastante justito, lejos de ese objetivo de situarse en la zona media de la tabla. Los bilbaínos no ejercieron un dominio excesivo sobre el césped del estadio Félix Bollaert, es cierto, pero tampoco pasaron apuros ante un equipo que provocó peligro en contados disparos lejanos y algún balón lateral en el que Gorka Iraizoz se quedó a media salida. Poco más.

Debido a que la pareja Amorebieta-San José funcionó antes del intermedio. Luego, en el arranque de la segunda mitad, cuando Koikili sustituyó al central vizcaíno y Aurtenetxe se colocó en el eje, sí se pasaron ciertos apuros. Sucedió, por ejemplo, en un balón cruzado desde la izquierda que llegó a Maoulida -ahí debía estar el defensa-, y el africano remató fuera. Sin embargo, el joven canterano se asentó con el paso de los minutos y se olvidó de ese error con un tanto en el segundo palo tras una falta botada por Gabilondo, que decantaba el partido para los bilbaínos.

Un regalo

Aunque para fallo el que abrió el marcador visitante. Más que una equivocación fue un regalo, al que le faltó el lazo. Ramos, lateral izquierdo, se hizo un lío y le cedió el balón a su portero. Sin embargo, apareció Markel Susaeta para anotar su segundo tanto de este calentamiento de la temporada. Estuvo listo el guipuzcoano, con esa picardía que se le debe exigir a un futbolista como él, dotado de innumerables recursos que deja ver a cuentagotas. Corría el minuto 20 y el Lens se quedó helado. No así sus aficionados, una hinchada fiel, que estuvieron todo el encuentro animando desde uno de los laterales del Félix Bollaert.

Pero esas canciones, casi ninguna repetida, variado repertorio acompañado de coreografías, chocaban contra la valla publicitaria. No insuflaban potencia al club 'sangre y oro' (ayer en vez de vestir de amarillo y rojo lució una zamarra gris con tonos rosa fosforito; una mezcla extraña), que sólo experimentó un arreón de coraje en el estreno de la segunda mitad y en la cuesta final del encuentro, producto de su mayor preparación física.

Ni por ésas. Caparrós efectuó su carrusel de cambios y el equipo tampoco sufrió en exceso para mantener sus dos goles de ventaja. De hecho, en la siguiente jugada a la diana de Aurtenetxe (primera con los 'mayores'), Toquero estuvo a punto de matar del encuentro: Kasraoui despejó el balón, chocó en el cuerpo del vitoriano, pero no entró. De ahí al final, el Lens trató de marcar, de evitar la segunda derrota de la pretemporada, de hundir su moral con la Ligue 1 en el horizonte. Nada. Unas veces Iraizoz, más seguro en la segunda mitad, y otras veces la falta de puntería lo evitaron. Era la jornada del Athletic para demostrar que lo de Vitoria sólo fue un tropiezo, que esta escuadra marcha por la senda correcta.
avatar
Athmin
Administrador
Administrador

Mensajes : 3530
Puntos : 12032
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.